Uganda ha confirmado siete casos de ébola, incluido el de un hombre que murió esta semana, y otras siete muertes están siendo investigadas como casos sospechosos de una cepa para la que las autoridades aún no tienen una vacuna, dijeron las autoridades el jueves.


Uganda confirma siete casos de ébola y un fallecido hasta el momento



El hombre de 24 años que murió había desarrollado fiebre alta, diarrea y dolores abdominales, y vomitaba sangre. Después de ser tratado inicialmente por malaria, se le diagnosticó que había contraído la cepa Sudán del virus del Ébola.

«Hasta el día de hoy, tenemos siete casos confirmados, de los cuales tenemos una muerte confirmada», dijo Kyobe Henry Bbosa, comandante de incidentes de ébola en el Ministerio de Salud de Uganda, en una sesión informativa.

Interesante para usted: Nueva Zelanda eleva la alerta del Volcán Taupo tras registrar 700 terremotos


“Pero también tenemos siete casos probables que fallecieron antes de la confirmación del brote”.


Bbosa dijo que sus investigaciones aún no habían identificado el caso índice o el «paciente cero», pero dijo que el brote parecía haber comenzado a principios de septiembre «cuando la gente comenzó a morir» en una pequeña aldea en el distrito de Mubende, en el centro de Uganda.

Uganda notificó por última vez un brote de la cepa del ébola Sudán en 2012


La cepa es menos transmisible que el ébola Zaire, dijo Patrick Otim, oficial de emergencias sanitarias de la Oficina Regional de la Organización Mundial de la Salud para África en la sesión informativa, y agregó que tenía una tasa de mortalidad más baja en brotes anteriores.


Sin embargo, Otim dijo que la cepa de Sudán representaba una amenaza mayor porque el mundo aún no tenía una vacuna como la que tiene con la cepa de Zaire.

Lo Más visto: Se registra fuerte sismo de magnitud 7.5 en Michoacán, México; se siente en CDMX y varios estados


«Así que es muy, muy crítico que en este momento tratemos este brote como algo serio porque es posible que no tengamos la ventaja que hemos obtenido en términos de avances en las contramedidas médicas», dijo.

Mubende se encuentra en una carretera que parte de la capital, Kampala, que conecta Uganda con la República Democrática del Congo, y Otim dijo que esto significaba que había una amenaza de transmisión transfronteriza.

En 2019, Uganda experimentó un brote de Ébola Zaire. El virus fue importado del vecino Congo, que estaba luchando contra una gran epidemia en su región nororiental.

En agosto, se confirmó un nuevo caso del virus del Ébola en la ciudad de Beni, en el este del Congo.