El mundo no sufre por el momento escasez de alimentos, pero podría enfrentarla el próximo año si los suministros de fertilizantes no se ajustan desde ahora, afirmó el secretario general de la ONU, António Guterres.


ONU advierte de posible escasez de alimentos para 2023



"En 2022 no tenemos un problema con los alimentos. Tenemos un problema de distribución. Pero si no normalizamos los mercados de fertilizantes, tendremos un problema alimentario en 2023", dijo Guterres en una conferencia de prensa en la sede de la ONU este 14 de septiembre.

Según explicó, el mundo se enfrenta ya a "la dramática situación de la seguridad alimentaria". Frente a esto, agregó, "lo que tenemos que hacer es garantizar que existan mecanismos efectivos que permitan a los países en desarrollo con riesgo de hambre tener acceso a los alimentos que están disponibles". 

Interesante para usted: Docenas de pájaros que caen muertos del cielo despiertan temores de nuevas enfermedades


En este contexto, instó a eliminar los obstáculos para la exportación de los fertilizantes rusos no sujetos a sanciones occidentales.

Desde junio de este mismo año, la ONU recordó que los precios están alcanzando máximos históricos y mencionaba igualmente la falta de fertilizantes como otra de las causas de que la escasez de comida se extienda desde el maíz y el trigo a todos los cultivos básicos, incluido el arroz.

Esto, según las notas de la propia ONU, tendría un impacto devastador para miles de millones de personas.

Lo más visto: La "Crisis Energética" obliga a los Países Bajos a reducir las duchas a tan solo 5 minutos


En tal sentido, el organismo global manifestó a inicios de septiembre que Somalia se encuentra en un punto de inflexión, cerca de declararse formalmente en hambruna a más de 300 mil personas.

Según el ente internacional, la cifra total de personas que padecen hambre en el Cuerno de África supera los 20 millones de personas.