Los veterinarios y gremios de Michigan no logran identificar una causa al fenómeno. La principal hipótesis señala la aparición de una nueva cepa de parvovirus, infección canina de carácter letal.


Decenas de perros mueren en Estados Unidos por misteriosa enfermedad



Una misteriosa enfermedad no identificada en Michigan, Estados Unidos, dejó decenas de perros muertos en las últimas semanas y, según las autoridades locales, diferentes grupos y gremios de veterinarios no han podido determinar la causa y si existe tratamiento alguno.

Interesante para usted: Cinco muertos por brote de cólera en Maharashtra, India


El refugio de animales del condado de Otsego, en Gaylord (Michigan) señaló que la enfermedad mató a casi 30 perros en un corto plazo de tiempo desde la aparición de síntomas. Vómitos, diarrea y heces sanguinolentas son los síntomas más comunes, según un comunicado oficial de Melissa FitzGerald, directora de la organización.

Según FitzGerald, aunque todavía no se sabe la causa de la enfermedad, la principal hipótesis gira en torno a una nueva cepa de parvovirus, una enfermedad que perjudica principalmente a cachorros a través de ataques de diarrea y vómitos de sangre.

La enfermedad letal en perros


El parvovirus canino es una enfermedad viral muy contagiosa que puede resultar letal en perros si no se trata adecuadamente. Su principal afectación es en el tracto intestinal ya que posee células que crecen rápidamente y ayudan a que el virus se extienda.

Le podría interesar: Misteriosa enfermedad enferma a 13 y mata a 3 en la región de Lindi en Tanzania


Existen dos tipos de este virus canino: la forma miocárdica que incide especialmente en cachorros menores a ocho semanas (aunque también puede afectar a perros adultos) y la forma entérica, la cual ataca directamente al sistema digestivo de los perros.

El parvovirus se transmite por vía oral a través de heces de perros infectados o lugares que estuvieron en contacto con ellos. Los síntomas comienzan a expresarse a partir del quinto o cuarto día, en lo que se considera una fase aguda de la enfermedad.

En algunos casos también puede presentarse fiebre muy alta o dolor abdominal.

Rudi Hicks, director de control de animales en el condado de Clare, Michigan, dijo que aún no existe un tratamiento para los dolores de los perros y aconsejó "mantener a sus peros en casa, no los lleven a parques para perros, no los saquen a pasear”.