El ejército israelí atacó el miércoles, por segunda vez en cuatro días, una zona en los alrededores de Damasco que alberga depósitos de armas y municiones de milicias proiraníes, según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH).


 

En Damasco, la agencia oficial Sana confirmó un ataque con misiles del "enemigo israelí" en la región de Zakia que causó daños, pero sin precisar el objetivo exacto.

 

Según el OSDH, que dispone de una amplia red de fuentes en Siria, esta región alberga depósitos de armas y municiones de las milicias aliadas de Irán, así como posiciones del ejército sirio.

 

Enemigos de Israel, Irán y el grupo proiraní Hezbolá en Líbano apoyan militarmente al régimen sirio de Bashar al Asad.

 

El sábado, cinco combatientes proiraníes murieron por misiles israelíes en los alrededores de Damasco, según el OSDH.

 

Desde el inicio de la guerra civil en Siria en 2011, Israel realizó en su territorio cientos de ataques contra posiciones del régimen o de sus aliados que el ejército hebreo raramente ha reconocido.

Post a Comment