Un informe publicado el lunes en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences afirma que 193 países han creado 8 millones de toneladas de residuos durante la pandemia de coronavirus, de los cuales 25.900 toneladas son "residuos plásticos asociados a la pandemia" que han acabado en los océanos y en las playas y fondos marinos de todo el planeta.



"La pandemia de COVID-19 ha provocado un aumento de la demanda de plásticos de un solo uso que intensifica la presión sobre un problema mundial de residuos plásticos que ya está fuera de control", afirman los autores Yiming Peng, Peipei Wu, Amina T. Schartup y Yanxu Zhang en un artículo de investigación titulado Magnitud e impacto de los residuos plásticos asociados a la pandemia, publicado por PNAS. 


Los investigadores pertenecen a la Escuela de Ciencias Atmosféricas de la Universidad de Nanjing (China) y al Instituto Scripps de Oceanografía de la Universidad de California en San Diego (Estados Unidos).


Los investigadores calculan que cerca del 87% de los residuos proceden de hospitales —no de particulares— y que los países no son capaces de manejar y procesar eficazmente la enorme cantidad de residuos plásticos, y "la mayor parte del vertido mundial procede de Asia (72%)". 


En concreto, el plástico procede de los ríos; según los investigadores, 10 ríos representan el 79% de los vertidos de plástico relacionados con la pandemia. Los tres primeros son el Shatt al Arab, el Indo y el río Yangtze.


Este dispositivo llamado 'Jenny' ha logrado sacar 9.000 kilos de plástico del Pacífico, demostrando que la basura de los océanos se puede limpiar


"La pandemia de COVID-19 ha provocado un aumento de la demanda de plásticos de un solo uso que intensifica la presión sobre un problema mundial de residuos plásticos que ya está fuera de control", explican los investigadores en el resumen.


El artículo también dice que el plástico es práctico para la producción de equipos de protección personal y embalajes porque es "duradero y barato". Pero este plástico pone en peligro la vida marina y amenaza con problemas a largo plazo para el medioambiente costero y el ecosistema, según el informe.


"Aunque se sospecha que es considerable, se desconocen la magnitud y el destino de estos residuos plásticos mal gestionados", señala la investigación.


Otro estudio calcula que 1,56 millones de mascarillas han llegado a los océanos en 2020.

Post a Comment