Casi la mitad de los residentes en California, es decir, unos 19 millones de personas se encuentran bajo una emergencia por sequía en el sur de California. La sequía empeora bajo condiciones de récord que agravan la crisis.



El Distrito Metropolitano de Agua del Sur de California, un mayorista de 26 agencias locales, que juntos proporcionan agua a 19 millones de personas, ha declarado el estado de emergencia el martes, mediante una resolución que pide mayores esfuerzos de ahorro de agua.


El mes pasado, el gobernador de California hacía extensible la emergencia por sequía a todo el país, lo que autoriza al estado a prohibir el despilfarro de agua, como, por ejemplo, utilizando agua potable para regar aceras.


La declaración de emergencia por sequía emitida el martes y que implica también a los negocios, invita a activar medidas de conservación adicionales y programas de eficiencia de agua.


Esta declaración de emergencia viene propiciada por la sequía sin precedentes que está soportando California. Los últimos dos años han sido los más secos de su historia en cuanto a precipitaciones. En agosto, el lago Oroville, el embalse más importante del Proyecto de Agua Estatal, alcanzó su nivel más bajo desde los años 70.


En el mes de julio, se pidió a los residentes que recortaran el uso de agua en un 15&, pero las cifras estatales mostraron que los residentes habían reducido solo aproximadamente un 5%.


Según han explicado desde el Departamento de Recursos Hídricos de California, si las condiciones de sequía persisten, el estado solo podrá proporcionar el agua que sea estrictamente necesaria para proteger la salud y seguridad de los californianos. Esto podría incluir reducir las entregas de agua, que evitarían el riego al aire libre.


“Necesitamos que todo el mundo tome medidas para reducir su consumo de agua de forma inmediata. Esta declaración de emergencia por sequía nos ayuda a que nos movamos todos en la misma dirección”.


La situación es tan grave, que incluso en el mes de octubre, las lluvias históricas registradas en algunas zonas del norte del estado no han aliviado la sequía.

Post a Comment