La Armada rusa ha ensayado con éxito un misil intercontinental Bulavá (SS-NX-30, según la clasificación de la OTAN), informó este jueves el Ministerio de Defensa de Rusia.


 

El cohete, capaz de portar entre 6 y 10 ojivas nucleares, fue disparado por el submarino “Kniaz Oleg” en posición de inmersión en las aguas del mar Blanco hacia el polígono Kurá, en la península de Kamchatka, en el extremo oriente del país, Dijera el ministerio en un comunicado.

 

“Según los datos de control objetivo, las ojivas (de prueba) impactaron en la zona prevista”, indica Defensa, que agregó que el lanzamiento del misil se efectuó en el marco de las pruebas del “Kniaz Oleg”, que fue botado en julio de 2020.

 

El sumergible, de propulsión nuclear, puede portar, además de torpedos, hasta 16 misiles Bulavá, que tienen un alcance de 9.000 kilómetros.

 

El misil Bulavá fue diseñado por el Instituto de Ingeniería Térmica de Moscú, que funciona desde hace ya 75 años y que es el principal creador ruso de misiles balísticos de propulsor sólido, como el Topol y el Yars. Actualmente, este organismo trabaja en el misil balístico intercontinental denominado Kedr.

Post a Comment