Recientemente la comunidad de Copales, en Huanímaro, Guanajuato, ha sido sacudida por múltiples sismos, motivo por el cuál, el lugar quedó como un nuevo pueblo fantasma en México, lo que ha causado conmoción en el país por el abandono de propiedades que se ubican ahí.


 

Según información de medios locales, las calles y viviendas están agrietadas con daños estructurales, por lo que el organismo de Protección Civil inicio la evacuación de 250 de los 386 habitantes que permanecen en la comunidad con el objetivo de evitar una catástrofe.

 

Los principales efectos del fenómeno geológico se dejan ver en los patios, paredes y calles de la localidad de Guanajuato.


 

Los múltiples sismos sacuden al municipio constantemente, por lo que para garantizar la seguridad de las personas, se inició una investigación sobre las posibles causas de esta situación.

 

Fenómenos naturales en el pueblo fantasma

 

El coordinador de Protección Civil de Huanímaro, dijo que se han contabilizado 250 estruendos en movimientos telúricos y también se halló una grieta que mide más de un kilómetros de largo y tiene 30 cm de anchura.


 

Cerca de la zona afectada, hay un bordo de almacenamiento de agua que también presenta una fractura y daños en la estructura, existe riesgo de inundación.

 


Por la situación, se inició un estudio geofísico mediante sondeos electromagnéticos que ayudarán a determinar la profundidad y continuidad de las fracturas que ya fueron identificadas.


 

Con esto identificarán el nivel de riesgo y así determinarán qué acciones son necesarias para mejorar la situación; los resultados del estudio estarán listos en dos semanas.

 

Desgraciadamente debido a los múltiples sismos, Huanímaro de ser una ciudad muy activa esta pasando de ser una ciudad fantasma; varias familias están abandonando todo para su resguardo.

Post a Comment