Los coletazos de la tormenta tropical Ida han golpeado fuertemente a Nueva York, Nueva Jersey y Pensilvania, con intensas lluvias e inundaciones repentinas que han causado más de 40 víctimas fatales.


 

Los gobernadores de estos estados del noreste de Estados Unidos declararon el miércoles el estado de emergencia.

 

El Servicio Meteorológico Nacional afirmó que se registraron 3,15 pulgadas (8 cm) de lluvia en Central Park en solo una hora, lo que supone un récord histórico.

 

El gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, informó que 23 personas murieron en estado, lo que aumentó la cifras de fallecidos a 41.

 

Muchos de ellos perdieron la vida porque quedaron atrapados en sus vehículos, dijo Murphy, aunque en otros lugares muchos murieron en sus casas en pisos subterráneos.

 

"Brutales inundaciones"

 

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, dijo que la ciudad está ante "un evento meteorológico histórico" con "brutales inundaciones" y "condiciones peligrosas" en las carreteras.


 

La policía de la ciudad instó a la gente a mantenerse alejada de las carreteras y el departamento de bomberos dijo que estaba respondiendo a llamadas en toda la ciudad.

 

Gran parte de las líneas de metro de la ciudad fueron cerradas y muchos servicios de trenes y vuelos quedaron suspendidos.

 

Al menos 150.000 hogares se quedaron sin electricidad y reportes de medios indican que algunas casas incluso "explotaron" por las inundaciones.

 

En la ciudad de Filadelfia, en Pensilvania, las autoridades dijeron que había "varias víctimas", sin confirmar un número.

 

Unos 6.000 miembros de la Guardia Nacional fueron movilizados para ayudar en las tareas de rescate.

 

En las redes sociales se han viralizado impresionantes imágenes que muestran el agua entrando en las estaciones de metro o a las casas.

 

Las autoridades de Nueva York recomendaron a la población evitar el uso del metro porque el agua continúa dentro de varias estaciones.




 

Cientos de miles de hogares en ese estado permanecen sin electricidad. La ciudad de Nueva Orleans está bajo toque de queda nocturno.

 

Muchos factores pueden contribuir a las inundaciones, pero una atmósfera cálida causada por el cambio climático aumenta la probabilidad de lluvias extremas.

 

El mundo ya se ha calentado alrededor de 1,2 °C desde que comenzó la era industrial y las temperaturas seguirán aumentando a menos que los gobiernos de todo el mundo hagan recortes drásticos en las emisiones.

 

Evidencias de la "crisis climática"

 

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo el jueves que cree que el huracán Ida, las inundaciones masivas y los incendios forestales devastadores en el oeste de EE.UU. son evidencia de una "crisis climática".

 

"Necesitamos estar mejor preparados. Tenemos que actuar", afirmó mientras dijo que presionará al Congreso para que actúe sobre su plan Build Back Better, que incluye una financiación significativa para redes e infraestructura de energía.

 

Según el mandatario, esta inversión haría al país "más resiliente" frente a inundaciones y otros desastres cada vez más frecuentes.

 

Biden anunció que su gobierno dispondrá ayuda de emergencia para las comunidades afectadas.

Post a Comment