Las autoridades japonesas han pedido la evacuación de casi dos millones de personas ante las fuertes lluvias torrenciales que están afectando al país, especialmente en la zona de Kyushu e Hiroshima, y que se prevé que duren unos cuantos días.


 

La petición a la población de que busquen un refugio alternativo a sus hogares no es obligatoria, pero sí una recomendación ante la intensidad de unas tormentas que ya se han cobrado una víctima mortal.

 

En estos casos, en el país, solo una parte de la población requerida hace caso a las recomendaciones de las autoridades. El primer ministro nipón, Yoshihide Suga, convocó ayer un comité de emergencia para coordinar la ayuda a los cientos de miles de posibles afectados.

 

Ayer una mujer murió y otras dos desaparecieron por los corrimientos de tierras causado por las lluvias torrenciales que han caído en las últimas horas en el oeste del país y que han desbordado varios ríos mientras los aguaceros ha seguido cayendo. En una amplia franja del sur de la isla de Kyushu se registraron récords en los pluviómetros con el agua alcanzando el metro de altura en varias zonas hasta el punto que el país adoptó en esa zona el nivel 5 de alerta, el más alto, de ahí la recomendación de evacuación a zonas menos castigadas por el temporal.

 

Las autoridades japonesas han pedido a la población que extreme las precauciones porque la situación meteorológica no cambiará en breve. Los ríos se desbordaron en varias ciudades importantes como Kurume en Fukuoka, en otras estaban a punto. El río Kamo, que corre a través de la antigua capital imperial, Kyoto, iba al límite, pero anoche todavía no se había salido del cauce. Los corrimientos de tierra fueron constantes en la prefectura de Nagasaki, uno de ellos, en la ciudad de Unzen, se llevó por delante dos casas.

 

En una, una mujer murió y su marido e hija estaban desaparecidos. Otra persona resultó herida. Miembros del ejército estaban intentando dar con ellos, según la televisión NHK. Los servicios de la línea de tren bala que une Tokio con Kyushu tuvieron que ser interrumpidos, al igual que el servicio que une Hakata (en el sur) a Osaka (oeste).

Post a Comment