La tormenta tropical Ida podría llegar a la costa estadounidense del Golfo de México cerca de Nueva Orleans este fin de semana como un poderoso huracán, ya que se fortaleció durante la noche, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH), emitiendo avisos de huracán y tormenta tropical para gran parte de la zona.


 

Antes de la tormenta, el gobernador de Luisiana, John Bel Edwards, declaró el estado de emergencia a última hora del jueves.

 

Los meteorólogos dijeron que el estado podría verse golpeado por vientos huracanados de unos 177 kilómetros por hora, con ráfagas de hasta 209 km/h.

 

"Ahora es el momento de que la gente finalice su plan de emergencia", dijo Edwards en un comunicado. "Este tipo de amenaza contiene problemas adicionales porque el tiempo para prepararse es muy breve. Para el sábado por la noche, todos deberían estar en el lugar en el que pretenden pasar la tormenta".

 

Se pronostica que pasará sobre el oeste de Cuba más tarde, mientras avanza hacia el norte a 24 km/h, dijo el CNH.

 

A primera hora del viernes, la tormenta se encontraba a unos 80 kilómetros al noroeste de Gran Caimán, con vientos máximos sostenidos de 72 km/h, añadió el CNH.

 

En su más reciente boletín, el Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés) prevé que Ida, que se desplaza hacia el noroeste a 24 kilómetros por hora (15 millas/h), mantenga esa trayectoria en los próximos días y pueda convertirse en un huracán de categoría mayor, 3, 4 o 5 en la escala de Saffir-Simpson, avisan desde NHC.

 

Eso supondría incluso alcanzar vientos de como mínimo 157 millas por hora (252 km/h), velocidad mínima de los huracanes de categoría 5, antes de tocar tierra previsiblemente en la costa de Luisiana a últimas horas del domingo.

 

El NHC, con sede en Miami, emitió en las últimas horas alertas de huracán en la costa del Golfo de México estadounidense desde Cameron (Luisiana) hasta la frontera de Misisipi y Alabama, como también Lake Pontchartrain, Lake Maurepas y el área metropolitana de Nueva Orleans.

Post a Comment