Groenlandia ha registrado en los últimos días un deshielo «masivo» y temperaturas récord en el este de esta isla situada en el Atlántico Norte, según los últimos datos registrados por científicos daneses. En este territorio autónomo bajo soberanía danesa, que posee la segunda capa de hielo más grande del mundo después de la antártica, se produjo un deshielo de más de veinte gigatoneladas de hielo, de acuerdo con Polar Portal, página web controlada por varios institutos científicos de Dinamarca.




 El «evento» fue inferior en volumen a las marcas registradas en 2012 y en 2019, pero suficiente para inundar el estado de Florida (EEUU) con más de cinco centímetros de agua y con un área de deshielo superior a la de hace dos años. La estación meteorológica de Ittoqqortoormiit midió ese mismo día 23,4 grados, récord para el este de Groenlandia, según informó hoy el Instituto Meteorológico Danés (DMI).

 

Combinación de altas presiones, sol y ausencia de viento

 

Las temperaturas elevadas obedecen a la combinación de altas presiones, sol y ausencia de viento, que provocaron que el aire no se moviese y se fuese calentando progresivamente.

 

«Aunque no hemos terminado con la segunda comprobación de las temperaturas registradas en julio, no hay motivo para poner en duda el récord medido en el aeropuerto de Nerlerit Inaat», consta en el comunicado. El anterior récord databa de 2004, con 22 grados, mientras que la temperatura media en julio en esa zona en los últimos veinte años es de 6 grados.

 

El DMI señaló no obstante que las temperaturas en esa zona han regresado a valores más normales y que se han situado entre los 9 y los 14 grados.

 

Grecia, inmersa en la peor ola de calor de los últimos 35 años

 

Por su parte, Grecia está inmersa en una fuerte ola de calor que los expertos temen que pueda convertirse en la peor de los últimos 35 años, con temperaturas que alcanzarán durante varios días hasta los 45 grados.

 

Según el Servicio Meteorológico Nacional, la ola de calor se debe a una masa de aire caliente que ha empezado a recorrer el territorio heleno de oeste a este. Los meteorólogos prevén que durante toda la próxima semana las temperaturas permanecerán muy altas. Además, esperan que por la noche se darán temperaturas mínimas muy elevadas, por encima de los 30 grados.

 

El director del Servicio Meteorológico Nacional, Theodorís Kolydás, calificó esta canícula de «peligrosa» e informó de que se espera que alcance su pico los próximos lunes y martes, con una desescalada que será particularmente lenta y durará hasta el final de la próxima semana.

 

En Grecia, cuando hay olas de calor, los cortes de electricidad y de agua potable que duran varias horas son frecuentes. En el verano de 1987, una ola de calor semejante que duró once días, provocó la muerte de alrededor 3.000 personas, 2.300 de ellas Atenas.

 

Las temperaturas dificultan la lucha contra el fuego en California

 

En California también sufren una nueva ola de calor que ha añadido presión a las tareas de prevención y lucha contra el fuego. Decenas de grandes incendios permanecen activos en un verano que está registrando temperaturas de récord.

 

Ante la previsión de que el calor se dispare durante las próximas horas, el Operador del Sistema Independiente de California, el ente responsable de coordinar y supervisar la red eléctrica, emitió una alerta para que los consumidores reduzcan al máximo el uso de energía.

 

Los fallos en la red eléctrica, en varios casos causados por haber superado el exceso de su capacidad, se encuentran detrás de muchos de los grandes incendios que en los últimos años han arrasado el bosque Californiano, y son la principal hipótesis sobre el origen del mayor de los fuegos actualmente activos en el estado.

Post a Comment