De forma continuada, a lo largo de todo un mes, no cesan de llegar peces muertos a Sarasota y Tampa, en Florida. Ya se han sacado toneladas de peces muertos, víctimas de la marea roja y ahora también han aparecido gusanos entre los cadáveres flotantes de los peces.


 

Desde el 28 de junio de 2021, que comenzó esta muerte masiva de peces, este evento se ha convertido en una gran preocupación para los pescadores que afirman que la bahía ha quedado dañada y temen por su trabajo.

 

Las autoridades afirman que el agua tóxica de Piney Point no ha sido la causa de la reciente floración de marea roja, pero podría haberla empeorado. Lo cierto es que una marea roja en esta bahía es un fenómeno muy raro, por lo que los residentes creen que ha sido Piney Point, junto con los vertidos de aguas residuales de los últimos años.


 

Los pescadores dicen estar viviendo de sus pocos ahorros, pero que ya les queda poco y piden una solución. Creen que los millones de peces que han muerto en la bahía a finales de junio y a principios de julio, podrían ser el preludio de lo que depara el futuro a la industria pesquera.

 

Los fenómenos meteorológicos extremos están diezmando las cosechas en muchas zonsa del mundo y ahora también hay problemas con la flota pesquera… ¿Se avecina una escasez de alimentos?


Con información de Alerta Tierra

Post a Comment