Un meteoro «inusualmente grande» sorprendió a los habitantes del sur de Noruega este domingo al surcar el cielo con un breve espectáculo de luz y un sonido retumbante antes de que el objeto espacial aparentemente se estrellara cerca de Oslo, informa Reuters.


 

Los primeros reportes del avistamiento aparecieron en la madrugada en la capital noruega y sus alrededores. Varias cámaras de seguridad captaron el fenómeno desde múltiples lugares y los videos se difundieron ampliamente en la Red.

 

Imágenes captadas en Oslo muestran una bola de fuego que cae del cielo y se va haciendo más grande hasta estallar al tocar tierra. En las ciudades de Holmestrand y Trondheim los testigos también vieron un destello brillante que iluminó las urbes.

 


Los especialistas que analizaron el material gráfico para tratar de identificar su origen y el lugar de impacto sugieren que se estrelló en una gran área boscosa llamada Finnemarka, ubicada a unos 60 kilómetros de la capital. Sin embargo, de momento no se ha encontrado ningún rastro y es posible que las tareas de búsqueda duren incluso hasta 10 años.

 


Se estima que el meteoro viajó a una velocidad de entre 15 y 20 kilómetros por segundo, iluminando el cielo por unos seis segundos. «Lo que tuvimos anoche fue una gran roca que viajaba probablemente entre Marte y Júpiter, que es nuestro cinturón de asteroides. Y al entrar a toda velocidad [a la Tierra], deja un estruendo, una luz y una gran emoción entre nosotros [los científicos] y algo de miedo entre los demás», comentó el experto Morten Bilet.

 

Algunos testigos presenciales también aseguraron haber sentido un viento más fuerte y que el fenómeno también causó una ola de presión. Sin embargo, las autoridades locales no han reportado daños, ni heridos relacionados con el evento.


Con información de Alerta Catástrofes

Post a Comment