A estas alturas, nadie puede negar que el mundo está cambiando. Puedes llamarlo cambio climático, calentamiento global… Otros afirman que se trata de los eventos que tienen lugar durante la aproximación de Nibiru… Pero, independientemente de cuál sea la razón que lo esté provocando, lo cierto es que nos enfrentamos cambios drásticos y extremos. 


Imagen Archivo

Y, lo peor de todo es que esto es solo el principio. Quien sea capaz de reconocer las señalas y de atar cabos, podrá ver más allá y comprenderá que cada vez estamos más cerca de la catástrofe y que ya no se puede perder más tiempo para prepararse para una gran emergencia mundial.


 

El 17 de julio de 2021, los habitantes de Riad, la capital de Arabia Saudí, vivieron una experiencia única y sorprendente. Justo después de registrarse un episodio de lluvias torrenciales que provocaron inundaciones en algunas zonas del desierto y convirtieron el desierto en lagos, aparecieron nubes cargadas de polvo acompañadas por fuertes vientos. Apenas se podía ver y respirar. El cielo se tornó rojo.


 

Defensa Civil de Arabia Saudí alertó a la población y les pidió que permanecieran en el interior, especialmente quienes sufrieran problemas respiratorios. La policía de tráfico de Riad les pidió a los conductores que circularan muy lentos y con las luces puestas, para disminuir el riesgo de accidentes.

 

Por desgracia, para los próximos días, el Centro Nacional de Meteorología ha anunciado más tormentas eléctricas, que vendrán acompañadas por fuertes vientos y granizo en la región de Najran, Riad y las zonas del sur de la provincia Este. Por lo tanto, recomendamos a quienes vivan en estas áreas a tomar precauciones.


Con información de Alerta Tierra

Post a Comment