Socavón en Puebla, México continua expandiéndose ya tiene 97 metros de diámetro y esta a punto de devorar una casa

 

El socavón aparecido en una zona de cultivo del municipio de Juan C. Bonilla, en el estado mexicano de Puebla, continúa expandiéndose y hasta la mañana de este miércoles su tamaño alcanzaba los 97 metros de diámetro, de acuerdo con medios locales.


 

Los expertos que evalúan la zona han detectado grietas que prevén futuros desprendimientos. Una vivienda ya se encuentra al borde del hundimiento y se prevé que la elevada inestabilidad del terreno terminará por hacerla colapsar.

 

El socavón de alrededor de 5 metros de diámetro que apareció a mitad de un campo de cultivo en Santa María Zacatepec, Puebla, ya creció hasta superar los 97 metros y está a punto de “devorar” a un domicilio que se encuentra en su periferia.

 

#Puebla I El socavón 🕳️ ubicado en la comunidad de Santa María Zacatepec, en el municipio de Juan C. Bonilla, prácticamente está por llevarse la casa
📹 @FotoSintesisIM pic.twitter.com/ImkcUn0XWQ

— Síntesis Puebla (@sintesisweb) June 2, 2021

El crecimiento del agujero alcanzó la vivienda en tal medida, que ahora hasta los cimientos de la construcción quedaron expuestos.

 

Recientemente, el gobernador Miguel Barbosa ordenó a los cuerpos de seguridad trasladarse al sitio para vigilar la zona y proteger a la familia que se encontraba al interior del inmueble.

 

Los habitantes fueron obligados a desalojar; sin embargo, el gobierno de Puebla informó que los indemnizará por la pérdida de la propiedad, valuada en alrededor de 750 mil pesos.

 

La oquedad, que este lunes registraba un diámetro de 60 metros y 20 metros de profundidad, surgió el pasado 29 de mayo. En un sobrevuelo con dron llevado a cabo este martes, las autoridades calcularon que ya medía "entre 70 y 80 metros", señaló Ana Lucía Hill Mayoral, secretaria de Gobernación del estado de Puebla.


 

Aunque aún no existe una explicación oficial al socavón, el personal a cargo de los estudios geofísicos y geotécnicos del suelo y el subsuelo estima que es resultado de una falla geológica y de variaciones hídricas. Entre tanto, pobladores y activistas locales atribuyen el fenómeno a la sobreexplotación de mantos acuíferos por parte de grandes conglomerados industriales.

 

Según explicaron este martes los expertos, el nivel del agua en su interior baja de noche y aumenta de día. No obstante, sigue sin saberse hacia dónde va el líquido y qué ocurre con la tierra que se desprende.

 

Aunque las autoridades solicitaron a la ciudadanía no acercarse a la zona, varias personas de otros municipios han arribado para tomarse fotografías; lo cual facilitó también la llegada de vendedores ambulantes para ofrecer alimentos a quienes se encuentran a la expectativa.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente